Rapidshare obligado a filtrar los archivos subidos por sus usuarios‎


Tras el incidente con Megaupload, parece que nada va a volver a ser lo mismo para los servicios de descarga directa. Las compañías que los operan, de hecho, están a la defensiva, e incluso así la “justicia” las acecha.

En el caso de Rapidshare, por ejemplo, se dejó hace bastante tiempo de premiar a los usuarios que subieran el material descargado por terceros, lo que no impidió, luego del cierre de Megaupload, que muchos uploaders lo utilizaran como alternativa, llegando a aumentar su tráfico en un 40%.

La respuesta de Rapidshare fue entonces capar la velocidad de descarga a los usuarios no premium a un límite que dejaba el servicio prácticamente inútil para el resto, descargasen archivos susceptibles de infringir derechos o no. Más tarde, decidieron impedir la indexación de sus contenidos por parte de Google.

Ahora es la justicia alemana la que obliga a la empresa a dar un nuevo paso, que consiste en comprobar y, en el caso de ser necesario, filtrar todo el material que los usuarios suben a Rapidshare, siempre que incumpla derechos de autor.

En un principio la medida se debe a una reclamación que la asociación de músicos y compositores GEMA interpuso en 2009, y solo afectaría al material que ésta reclamaba en un primer momento fuese borrado. Pero para borrar hay que comprobar, y si se hace con todo, es muy posible que afecte a cualquier otro contenido con copyright que los responsables del servicio se encuentren.


Te gusta?

Distributed by MyBloggerThemes | Designed by OddThemes