Madre que protagonizó fiesta sexual con amigos de su hija se salvó de la cárcel

La estadounidense Rachel Lenhardt, de 36 años, hizo noticia en varios medios internacionales porque se salvó de ir a la cárcel justo un 4 de julio. Eso sí deberá pagar 600 dólares y pasará seis años en libertad condicional.



Esta madre de cinco niños y profesora enfrentó siete cargos ante la Justicia luego de que la policía conociera detalles respecto de una fiesta que organizó en su casa con amigos de su hija de 16 años.

En ese evento, los protagonistas fueron los menores, el alcohol, el sexo y las drogas. Uno de los juegos que llamó la atención de la prensa anglosajona fue un Twister erótico que protagonizó con los menores: el que perdía debía quitarse una prenda.

El hecho ocurrió en abril, en el condado de Columbia, Georgia. Luego de algunas horas, en las que Lenhardt permitió a los menores fumar marihuana y consumir alcohol, la docente tuvo sexo con un adolescente de 18 años en el baño.
Ebria, la mujer no quedó conforme y continuó con sus deseos sexuales, incluso delante de su hija y el resto de los presentes, según detalla el Daily Mail.


"Todavía estoy excitada", dijo antes de subir a su habitación, desde donde acarreó consigo juguetes sexuales y comenzó a utilizarlos frente a los invitados, en su mayoría menores de edad.

Según los medios, la mujer del estado de Georgia se separó de su esposo, un marine, y se volcó al alcohol: hasta ese entonces era abstemia por ser mormona. También comenzó a ser una adicta al sexo y a la pornografía.

Una de sus hijas confirmó los hechos, pero afirmó que su madre está enferma, debido al alcoholismo. "Todos cometemos errores. Ella solía ser una gran madre", la defendió su hija de 16 años en Twitter.










Distributed by MyBloggerThemes | Designed by OddThemes